martes, 24 de enero de 2017



Historia del braille.


El braille es un sistema táctil de lectoescritura para personas ciegas. Este sistema es la combinación de seis puntos en relieve sobre el papel. Dichos puntos están colocados en dos filas verticales de tres llamado signo generador. A partir de el signo generador se hacen 64 combinaciones, y así poder abarcar todo el alfabeto, signos de puntuación y números. Este sistema de lectoescritura fue inventado por Louis Braille.

   Louis Braille.


En la pequeña localidad de Coupvray, muy cercana a Paris, nació en 1809 Louis Braille, el cuarto hijo de una familia humilde. Cuando contaba con cuatro años de edad tuvo un accidente en un ojo mientras jugaba en el taller de su padre. Esto le produjo una infección ocular que acabó en ceguera total en ambos ojos. Los padres de Louis consideraron que no debían sobreproteger a su hijo y lo matricularon en la escuela ordinaria, donde pudo demostrar su aguda inteligencia. No obstante, no podía seguir las clases con normalidad y la ceguera le impedía aprender ciertas materias. Los Braille estaban decididos a apoyar a su hijo y a los 10 años lo matricularon en la primera escuela para niños ciegos de Francia y del mundo entero (la Institution Royale des Jeunes Aveugles en Paris, que había sido fundada unos años antes de la Revolución Francesa de 1789).

Aquel colegio suponía una novedad pedagógica para los niños ciegos, pero se encontraba en pésimas condiciones, pues se trataba de un edificio muy viejo, carcomido y con mucha humedad. Allí estudiaban y residían unos cien chicos y chicas invidentes.

En los documentos que se conservan de aquella escuela hay testimonios de las habilidades de Louis Braille como alumno. Su curiosidad se agudizó muy especialmente cuando un oficial de artillería, Carlos Barbier, empezó a colaborar con la escuela para niños ciegos. Este militar había inventado un sistema de escritura que inicialmente estaba pensado para leer sin luz durante la batalla. Sin embargo, Barbier se dio cuenta que su sistema podía ser útil para los ciegos. Cuando el joven Louis y sus compañeros conocieron el sistema de Barbier se entusiasmaron y empezaron a utilizarlo en el aprendizaje de materias diversas.

La metodología de Barbier era útil, pero al estar basada en un sistema que relacionaba el relieve con la fonética no era aplicable a los deberes ortográficos y tampoco servía para solucionar problemas matemáticos. Esta insuficiencia hizo que Braille se pusiera a investigar por su cuenta para idear un alfabeto que fuera realmente útil para los ciegos. Después de meses de trabajo intenso y con solo 16 años Louis Braille inventó el alfabeto que lleva su nombre.

En principio, su propuesta fue recibida con escepticismo pero la genialidad de su idea era tan evidente que en poco tiempo convenció a todos los profesores de la escuela y el braille se impuso en las diferentes tareas escolares. La invención del braille sirvió para que otro compañero de estudios, Francois-Pierre Foucault, inventara una máquina de escribir con el sistema de Louis Braille, lo cual representó el inicio de lo que posteriormente se ha denominado tiflotecnología, la tecnología adaptada a los ciegos.

Louis Braille no pudo disfrutar sus logros durante mucho tiempo, pues falleció de tuberculosis a la edad de 41 años. Su alfabeto se fue extendiendo en todo el mundo y por ello todos los ciegos tienen a su alcance una vía para acceder al conocimiento.

Instrumentos para su escritura.


Pauta o regleta:  Instrumento de plástico o metal, de tamaño cuartilla o folio y que consta de dos planchas. La plancha de abajo está dividida en celdillas o surcos horizontales y la de arriba está formada por filas de cajetines braille. Existen diferentes modelos. Entre ambas planchas se coloca el papel y, mediante un punzón, se graba el signo braille en cada cajetín.   Este instrumento al tener que utilizarse mediante la punción, para leer lo escrito hay que dar la vuelta al folio. Por lo tanto, se tiene que escribir de derecha a izquierda. Así al darle la vuelta se leerá de forma convencional.

Máquina de escribir Perkins:    Pproducida por Perkins School for the blind, de Massachussetts (USA) Facilita la escritura del braille de forma rápida y eficaz. Permite la lectura sin necesidad de sacar el papel, por lo que es posible realizar operaciones de cálculo con más facilidad que con la pauta. Consta de nueve teclas, una por cada punto braille, una tecla espaciadora, una tecla de retroceso, otra para el cambio de línea y un timbre que avisa cuando se va llegando al final de la hoja. Existen varios modelos, pero la más utilizada es la máquina Perkins, fabricada por la Howe Press de Perkins School for the Blind (EE.UU)

Obviamente estos dos instrumentos de escritura son muy antiguos. Pero los que ya hemos dejado de ser jovencitos, tuvimos que aprender de esa forma. Ahora gracias a la evolución de la informática, hay una gran variedad de dispositivos para escribir y hasta para la lectura. Eso sí, no son nada baratos. Para que os hagáis una idea. La impresora braille más barata, es varias veces más cara que una impresora normal. Aún así, cualquier adelanto siempre es bienvenido.

Al final de esta publicación, os dejo el enlace de la página de donde cogí la biografía.

Yo, y mi tacto.

historiapedia.com

0 comentarios:

Publicar un comentario